LOS REYES MAGOS REPOSAN EN ALEMANIA

LOS REYES MAGOS REPOSAN EN ALEMANIA

Los reyes magos una historia que todos deberiamos conocer.

La catedral de Colonia es un templo católico y está situada en el corazón de la ciudad. Con sus 157 metros de altura fue el edificio más alto del mundo hasta la culminación del Monumento a Washington en 1884 con 170 metros de altura.

En 1248, Colonia era ya centro internacional de peregrinación e inició la construcción de una catedral que estaría a la altura de tal tesoro. Hoy, dicha catedral, cuya construcción duró más de 600 años, es uno de los monumentos góticos más impresionantes de Europa. Aquellos peregrinos debían quedar tan impresionados como nosotros ante los rascacielos de Dubai y hoy en día sigue siendo una de las 10 iglesias más grandes del planeta. Es además la sede del arzobispo de Colonia y de la administración de la arquidiócesis de Colonia.

En 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

CONSTRUCCIÓN E INAGURACIÓN

Excavaciones en el subsuelo de este edificio han revelado los cimientos de construcciones romanas y carolingias. La construcción de la actual catedral empezó en 1248, pero no fue terminada hasta 1880. Hacia 1510 se interrumpió la construcción por problemas económicos y por falta de interés. En 1560, el cabildo de la catedral dejó de aportar fondos de forma definitiva. A partir de entonces, durante siglos se estuvo utilizando como templo la parte ya terminada.

La finalización de la catedral fue fuertemente apoyada en el siglo XIX por el emperador alemán, que reconocía en el gótico una herencia germánica. A la vez, hacía construir junto a la catedral la impresionante estación de tren, símbolo de la fusión del pasado y el futuro en la nueva Alemania. La historia, en detalle, es la siguiente. A comienzos del siglo XIX, los románticos alemanes, entusiasmados por la Edad Media, llamaron la atención sobre el estado en que se encontraba la catedral, inconclusa.

Personalidades como Joseph Görres y Sulpiz Boisserée impulsaron la terminación, de forma que consiguieron que el rey Federico Guillermo IV de Prusia destinara fondos a este proyecto. El 4 de septiembre de 1842 se puso la primera piedra para la renovación de la construcción, participando el propio rey y el coadjutor y futuro arzobispo de Colonia Johannes von Geissel. Poco antes se había fundado el Zentral-Dombau-Verein zu Köln (Asociación para la construcción de la catedral de Colonia) con el objetivo de conseguir fondos.

Y SUCEDIÓ

Finalmente, la inauguración de la catedral el 15 de octubre de 1880 no presentó la misma imagen de armonía, pues coincidió con el momento álgido del «Kulturkampf», el desencuentro entre el Estado prusiano y la Iglesia católica en Alemania, por lo que en el momento de la inauguración el Arzobispo de Colonia, Paulus Melchers, se encontraba en el exilio. Por eso, el cabildo de la catedral se negó a que se celebrara una Misa de inauguración con presencia del emperador Guillermo I y sólo permitió un solemne Te Deum.

DE LA II GUERRA A LA ACTUALIDAD

En los bombardeos efectuados por los aliados durante la Segunda Guerra Mundial la catedral sufrió graves destrozos, aunque su estructura se mantuvo intacta: se dañó la base de la torre izquierda (que permaneció muchas décadas sin restaurar, siendo visible la estructura de ladrillo que se colocó inmediatamente después del daño) y, sobre todo, se destruyeron (por las vibraciones) muchos vitrales; otros pudieron ser retirados a tiempo. La única bomba que le afectó directamente fue la que causó los daños en la torre.

La catedral contaba con un sistema de iluminación que advertía a los pilotos de los bombarderos. Pese a los destrozos, la estructura continuó dominando la silueta de la ciudad en ruinas. Son memorables las imágenes de la procesión del Corpus en 1946, por entre la ciudad en ruinas, hacia la catedral.

Desde hace muchos años, la catedral está sometida a un proceso continuo de reparación, pues la contaminación atmosférica y las palomas causan daños en la piedra. La catedral se construyó con tres tipos de piedra diferente; uno de ellos es bastante sensible a estas influencias. Otro de los tipos de piedra ennegrece considerablemente con el paso del tiempo.

SUS CAMPANAS

La catedral tiene once campanas, cuatro de la época medieval. La primera era de 3,8 toneladas llamada Dreikönigenglocke («campana de los tres Reyes»), moldeada en 1418, instalada en 1437 y modificada en 1880. Dos de las otras campanas, la llamada Pretiosa (de 10,5 toneladas; en aquel momento la campana más grande del occidente) y la Speciosa (de 5,6 toneladas) fueron instaladas en 1448 y donde todavía permanecen en el mismo lugar.

Durante el siglo XIX, como se acercaba la finalización de la obra y el edificio, surgió el deseo de ampliar el número de campanas. Este deseo fue facilitado por el káiser Guillermo I quién dio un cañón de bronce francés, capturado en 1870-71, con este fin. Los veintidós pedazos de artillería fueron exhibidos fuera de la catedral en mayo de 1872. Andreas Hamm en Frankenthal los utilizó para realizar una campana de 27.000 kilos el 19 de agosto de 1873.

El tono no era armonioso y se realizó otra tentativa el trece de noviembre de 1873. La asociación central de la catedral, que había acordado asumir el control de los costos, no quiso esta campana tampoco. Otra tentativa ocurrió el 3 de octubre de 1884. La campana colosal fue enviada a Colonia y el 13 de mayo de 1875 fue instalada en la catedral. Esta sería desmontada en 1918, eventualmente por el káiser para apoyar el esfuerzo alemán de la guerra.

LA TUMBA DE LOS TRES REYES MAGOS EN COLONIA

La historia, la tradición y las leyendas nos juegan a veces malas pasadas, como la que trata de hacernos creer que no son los Reyes Magos los que, efectivamente, nos dejan los regalitos junto a los zapatos de domingo recién abrillantados, alegando como pruebas palpables los restos de aquellos tres sabios que, en 1164, en pleno apogeo del Sacro Imperio Romano Germánico, el emperador Federico I Barbarroja regaló a la ciudad de Colonia.

Si a muchos les cuesta creer que los tres Reyes Magos y sus camellos recorren los hogares cada año para dejar juguetes, corbatas o carbón, más increíble resulta que los restos de aquellos tres sabios de Oriente, cuya identidad no pudo ser desvelada a través de los siglos, acabasen realmente en ese cofre, una magnífica pieza de orfebrería medieval en oro macizo situada detrás del altar mayor.

Al ver estos cofres solo puedo pensar que dentro del relicario reposan muy posiblemente los cráneos de Melchor, Gaspar y Baltasar, en tres cajas forradas de terciopelo y brocado, cada uno de ellos envuelto en la seda más fina y protegidos por un sarcófago de 350 kilos de oro, plata y vermeil (una mezcla de metales preciosos), incrustaciones con piedras preciosas, esmaltes y figuras de marfil ricamente adornadas que representan a la Virgen María, a los Reyes Magos y a los profetas.

VENTANALES

Una catedral gótica no se concibe sin vitrales. La Catedral de Colonia posee una gran cantidad de vidrieras de colores, creadas a lo largo de un período de casi 750 años. La más antigua es del siglo XIII; la más reciente data del año 2007. La mayoría de las vidrieras se encuentra en su ubicación original. En el mundo iconográfico de la Catedral son muy importantes: muestran a santos o figuras bíblicas, y narran acontecimientos de la historia sagrada.

 

SI QUIEREN MAS DETALLES

Vean

La entrada a la Catedral de Colonia es gratuita, aunque deberan estar atentos a los horarios de las misas porque durante éstas les pedirán que salgan del templo. Lo que sí cuesta dinero es la subida a la torre de la Catedral de Colonia, pero realmente lo van a disfrutar tanto que no les dolerá ni pensaran en un momento en lo pagado. (Tampoco es super costoso, solo no es gratis. Si quieres conocer mas tambien puedes visitar Aachen cuidad de Alemania

 

 

 

 

Anuncios

2 thoughts on “LOS REYES MAGOS REPOSAN EN ALEMANIA

  1. Hola guapa
    no sabía que Colonia escondiera tantas maravillas! Me parece una ciudad con mucho encanto y esa catedral es preciosa!
    Además la leyenda de que ahí esten enterrados los Reyes Magos me parece lo más, muy curiosa! Y los ventanales que tiene me encantan
    Me lo apunto como próximo destino
    Un besazo

Deja un comentario