«La Roca del Dragón» Drachenfels

La Roca del Dragón

Drachenfels («Roca del dragón») es una montaña de 321m de altura en la cordillera de Siebengebirge cerca de Bonn, Alemania. El castillo en ruinas en la cima de la montaña posee el mismo nombre. Un castillo de construcción más reciente, restaurado en 2003 y también en la margen derecha del Rin, se llama Palacio Drachenburg.

En el estado vecino, Renania-Palatinado, también hay una montaña que se llama Drachenfels. Tiene una altura de 571m, y esta en el Bosque del Palatinado, cerca de la ciudad de Bad Dürkheim. Cerca de la cima, hay una cueva que se llama «Drachenhöhle» («Cueva del Dragón»).

Una leyenda germana cuenta que Sigfrido el héroe del Cantar de los nibelungos y de la Saga Völsunga islandesa mató a un dragón que vivía en una caverna en la montaña, para luego bañarse en su sangre y volverse invulnerable. Según las sagas, eso ocurre en un lugar llamado Brezal de Gnita. El Brezal de Gnita es un lugar mítico, pero posiblemente, se refiere a uno de esos dos lugares. Por ende, las montañas se llaman «Roca del Dragón» (Drachenfels).

A la cima de la primera montaña puede accederse por un ferrocarril de cremallera, llamado Ferrocarril del Drachenfels. El trayecto comienza en el pueblo de Königswinter.

A un tercio del camino hacia la cima está el Nibelungenhalle, construido en 1913, y que contiene una galería con pinturas del artista Hermann Hendrich, representando escenas de las óperas de Richard Wagner.

La Roca del Dragón

Una gran aventura!

En esta montaña tiene lugar una de las leyendas más importantes de la mitología germánica: la historia de los Nibelungos. Eran unos pequeños seres que vivían en las profundidades del Rin. Como se dedicaban a la minería, guardaban un enorme tesoro que era deseado por todos los dirigentes de la época.

La aventura comienza en un pequeño pueblo a la orilla del Rin llamado Königswinter. Allí se encuentra una estación de tren a los pies de la montaña, la cual dispone de un antiguo “funicular” que permite subir hasta lo alto de las ruinas de Drachenfels.

Para acceder al funicular es necesario comprar un billete en la estación. Aunque existe la posibilidad de subir la montaña a pie, algo que seguro resulta interesante a los amantes de caminatas. El ticket es costoso el nuestro costo 10 euros (febrero 2019) solo para la visita a las ruinas del antiguo castillo Drachenfels.

La Roca del Dragón

Que hay en la Roca del Dragon?

Las vistas que se pueden contemplar desde lo alto de la montaña de la antigua capital Bonn o del Rin hacen del lugar una visita obligada para los apasionados por la fotografía.

Podemos ver Nibelungenhalle que contiene la cueva del dragón. Una serie de pinturas que hacen referencia a la obra de Wagner y un zoológico de reptiles. Sin embargo desafotunadamente el en nuestra visita el mismo estaba cerrado.

Tampoco podemos dejar de lado el gran Palacio de Drachenburg, que se alza a medio camino entre Drachenfels y Nibelungenhalle. De construcción más moderna en 1883 y reformado en el 2003. Con unos cuidados y detallistas jardines y un interior totalmente conservado para disfrute del público.

La Roca del Dragón

La Roca del Dragón en ruinas!

Las ruinas del castillo de Drachenfels datan entre el año 1138 y 1167 bajo la firma del arzobispo Arnold I de Colonia. La construcción fue destruída en el año 1634 por los protestantes suecos y desde entonces jamas reconstruída, lo cual explica que actualmente sólo podamos contemplar una ligera esencia de lo que era el lugar. Y es que, realmente, las ruinas del castillo son una gran fascinacion para los amantes de las leyendas.

El lugar vive gracias a la leyenda de Sígfrido, héroe de la mitología germana conocido por ser el protagonista del famoso poema “El Cantar de los Nibelungos” y quien, casualmente, derrotó al gran dragón que campaba a sus anchas por el monte donde se encuentran las ruinas de Drachenfels. Cómicamente, dentro del recinto, se encuentra el gran dragón como guardián del mismo. Lamentablemente para los intrépidos y valientes, sólo encontraremos una reproducción del mismo en forma de roca.

Leyenda de la Roca del Dragón

Cuenta la leyenda recogida en El cantar de los Nibelungos:

Que Siegfried robó este tesoro para Wotan, el líder de los dioses. Siegfried había matado a un dragón en esta misma montaña de la que hablamos. Gracias a haberse bañado en su sangre su piel se volvió gruesa e impenetrable. Pero como todo héroe olvidó algo, y es que la vaina en su espalda le dejó un punto débil. Cuando Hagen quién supuestamente debía proteger al héro descubrió su flaqueza, le apuñaló literalmente por la espalda y acabó con su vida.

Muchos artistas han utilizado esta leyenda como punto para su inspiración, la más importante es sin duda la tetralogía de Wagner. Unificó diversos mitos germánicos para llevar a cabo su obra vital. En Der Ring des Nibelungen explica: como del tesoro oculto bajo el Rin extraen un anillo con poderes maléficos que afectan a su poseedor.

¿Les suena de algo conocido?

Historia de La Roca del Dragón

Lo que parece un paraíso romántico a orillas del Rin tiene una historia agitada. En 1829, el Drachenfels fué clasificado monumento histórico y puesto bajo protección. Su historia comienza en la época de los romanos que explotaron traquita del Drachenfels y la transportaron desde el pequeño puerto romano de Königswinter.

En la Edad Media la explotación de piedras continuó. Grandes partes de la catedral de Colonia fueron construidas con piedras de las Siete Montañas. Las canteras de tranquita de Drachenfles la hicieron escenario de batallas constantes.

El Drachenfels formaba parte del Arzobispado de Colonia. A medida que la supremacía de los arzobispos era disputada por los Condes de la región, los arzobispos decidieron fortificar su posición y mandaron a construir en 1140 un castillo en el Drachenfels.

Durante la Edad Media el Drachenfels fue centro de varios conflictos en la lucha por la traquita, base de la enorme fortuna de algunos.

En la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) los suecos y después los españoles ocuparon el castillo de Drachenfels.

Con el paso del tiempo los daños habían llegado a ser tan alarmantes. En1828, las autoridades prusianas decretaron el cierre de todas las canteras del área.

Roca del Dragón

Roca del Dragón

Espero disfruten por medio de mis experiencias y no olviden que tambien pueden conocer Informaciones generales para viajar a Alemania

 

Anuncios

11 thoughts on “«La Roca del Dragón» Drachenfels

  1. ¡Hola!
    No sabía nada sobre la Roca del dragón, me ha llamado la atención lo que cuentas de esta montaña y su leyenda es impactante. Qué bien que nos informes de cómo llegar, sus vistas deben ser espectaculares y merece ser visitada. El palacio me ha encantado! Tiene una fachada muy hermosa!
    Bss

  2. Hola guapa
    Pues la verdad es que no conocía La roca del dragón pero me ha parecido un sitio espectacular, me encantaría ir para poder disfrutarlo
    Y que bien conocer también su historia
    Un besazo

Deja un comentario